La mortalidad materna aumenta en países desarrollados

La mortalidad materna aumenta en países desarrollados

La mortalidad materna ha aumentado en la última década en países desarrollados como Estado Unidos, Dinamarca o Canadá, aunque se ha reducido considerablemente en países en vías de desarrollo como China, Egipto, Ecuador o Bolivia.

Esto es lo que revela un estudio publicado esta semana en la revista “The Lancet” y para el que se ha utilizado el MMR, el ratio de mortalidad materna, que mide el número de mujeres fallecidas por causas relacionadas con el embarazo o el parto por cada 100.000 nacimientos.

El estudio muestra que esa mortalidad ha bajado en el mundo un 35 por ciento en los últimos 30 años, al pasar de más de medio millón de muertes en 1980 a 343.000 en 2008.

A nivel global, el MMR pasó de 422 a 320 por 100.000 entre 1980 y 1990, para después reducirse hasta 251 en 2008.

De estas cifras se desprende que la tasa de mortalidad materna ha ido cayendo a un ritmo del 1,4 por ciento anual en ese periodo.

El dato más sorprendente del estudio es que el MMR de los Estados Unidos pasó de 12 en 1990 a 17 por 100.000 en 2008, un incremento del 42 por ciento que, según los investigadores, puede ser debido a que ahora hay más información sobre este tipo de muertes.

Pese a esto, los investigadores no se explican por qué el ratio de EE.UU. es más del doble que el del Reino Unido, el triple que el de Australia o el cuádruple que el de Italia.

El MMR de Canadá también creció, al pasar de 6 a 7 entre 1990 y 2008, el de Dinamarca se incrementó en el mismo periodo de 7 a 9, y también registraron aumentos Austria, Noruega y Singapur.

Esta tendencia se repite en casi todo los países de la Europa Occidental, donde en general hubo descensos entre 1980 y 1990, pero luego se registraron repuntes en 2008, afirma el estudio llevado a cabo por el Instituto de Medición y Análisis de la Salud (IHME en sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington de Seattle.

Los países que en 2008 tenían el ratio MMR más bajo eran Italia -que tuvo el más bajo del mundo con un 4 por 100.000- Luxemburgo y Suecia con un 5.

El ratio de España y Alemania fue en ambos casos de 7, el del Reino Unido se situó en 8 y el de Francia, en 10.

Los países en vías de desarrollo son los que más se han acercado a cumplir con el objetivo del Milenio que pretende reducir la tasa de mortalidad materna en un 75 por ciento entre 1990 y 2015, lo que equivale a una reducción media anual del 5,5 por ciento.

Sólo 23 países en desarrollo están en situación de cumplir con el objetivo, entre los que destacan Egipto, China, Ecuador, Bolivia y las Maldivas.

De hecho, las Maldivas es el país que ha sufrido un mayor retroceso en la tasa de mortalidad, con una caída del 8,8 por ciento entre 1990 y 2008, mientras que Zimbabue es el país con un MMR más alto, con un aumento de 5,5 por ciento en el mismo periodo.

Guinea Ecuatorial, Etiopía, Somalia, Sudán, Vietnam, Filipinas y Laos figuran entre los países que más han recortado su tasa de mortalidad materna.

Chile y Uruguay presentaron la tasa más baja de mortalidad de Latinoamérica -21 y 25 por 100.000 respectivamente-, y Bolivia, a pesar de su acelerado descenso, todavía tiene la mayor tasa del continente, con un ratio de 180.

Por su parte, Australia continua teniendo la tasa más baja del mundo (un 5) y China es uno de los países donde más ha caído al pasar de 165 en 1980 a 40 en 2008.